LA MEDICINA TRADICIONAL

El libro más antiguo de Medicina Tradicional  es el Huangdi Neijing (Canon de Medicina Interna), escrito en forma de diálogo entre el Emperador Kiwangti y su médico de cabecera. Ahí podemos encontrar las propiedades curativas de la granada y del ruibardo. El Emperador acostumbraba a darse baños con esas hierbas para sus dolores articulares. Ellos estaban convencidos de sus grandes propiedades preventivas y curativas, por ejemplo la granada, sirve  por su gran poder antioxidante, antiinflamatorio y antimicrobiano. Puede prevenir desde el asma hasta la aparición de tumores. El Ruibardo, contiene las vitaminas, A, B1, B2, B3, B5, B6 o Folato, Vit, C, E, Y K, Así mismo contiene una gran cantidad de minerales, como Calcio, Magnesio, Manganeso, Potasio, Sodio, Selenio y Zinc.


La verdad es que los alimentos procesados están muy lejos de ser naturales y mucho  han perdido su valor nutricional. Los productores añaden ingredientes artificiales, estos alimentos pasan por un gran número de procesos antinaturales, destruyendo cualquier nutriente natural y produciendo subproductos químicos tóxicos.


¿Que sucede cuando una persona consume tales alimentos en forma regular?


El cuerpo, se sobrecarga de toxinas, cansando al hígado y este órgano se ve insuficiente, para eliminar las toxinas y metabolizar el colesterol, convirtiéndo el hígado en un hígado graso.
Como estos alimentos no tienen vitaminas, minerales, aminoácidos ni enzimas, hacen que el páncreas y otros órganos trabajen de más, lo que consecuentemente, los puede dañar.


Los alimentos procesados pueden introducir organismos patógenos, como bacterias, que pueden desorganizar la flora intestinal y dejar como resultado una disfunción intestinal. Por consiguiente, los alimentos chatarra, es un camino directo a las enfermedades crónicas, desde obesidad, artritis, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

 

Please publish modules in offcanvas position.